Congela el tiempo por un día

Disfruta de tu familia hoy y recuerdala siempre así

Recuerda para siempre vuestra maravillosa relación

Hoy todo el mundo tiene un móvil, todo el mundo tiene una colección de fotografías de su familia en su teléfono, o en su ordenador, pero ¿son fotos con alma?

¿de verdad cuando las miras te hacen revivir esos recuerdos que querías capturar cuando las hicisteis?

¿Y tu? ¿donde estabas tu? Haciendo la foto, en tus recuerdos nunca sales. 

Os propongo una sesión de fotos de un par de horas en vuestro sitio favorito, la playa, o la montaña, o donde os sintáis mas cómodos. Os preguntareis, ¿que tenemos que hacer?, nosotros nunca quedamos bien en las fotos, y ademas nos da vergüenza. 

Mi sesión consiste en ver como os divertís, estar atento a vuestros juegos, vuestras risas y vuestros besos. Contar vuestra relación con fotos reales del momento que podréis disfrutar por mucho tiempo que pase.

Imagínate, que cara pondrá tu hijo/a, cuando le digas que esta fue su primera foto.

 

Imagínate poder volver a sentir lo que sentías en el momento en el que te hiciste esta foto, toda la ilusión, toda la esperanza, y toda la alegría que se respiraba en vuestra casa.

 

Imagínate cuando le enseñes esta foto a tus nietos, y les digas que esa es su madre.

 

Estos momentos, estos sentimientos son irreemplazables, y la mejor manera de poder recordarlos, es una sesión de fotos donde se refleje toda la ternura que solo se puede sentir en un momento así. 

¿Y porque quedarnos solo en el embarazo? 

 

Después del nacimiento, viviréis  momentos irrepetibles, momentos que irán cambiando. 

 

¿Porque no registrar algunos de estos momentos de una forma hermosa y artística?

Estos momentos, hay que fotografiarlos de una forma natural, sin perturbar la intimidad de los padres con sus hijos/as, para así poder capturar los sentimientos y las emociones del momento.

Nunca se puede forzar una postura, ni una sonrisa, solo se puede ser testigo mudo de estos instantes de amor.

fotografia de embarazo-04-fernando grima